25 de jul. de 2010

Muñecas de madera planas




Estas muñequitas me han recordado las muñecas recortables de papel,
con las que jugaba de niña durante horas
(y que eran tan fáciles de recoger cuando mi madre me llamaba para comer).

Éstas son de madera, y en vez de tener pestañitas para sujetar la ropa,
tienen imanes (es que los tiempos han cambiado mucho, ja ja ja).



No están mal para pasar un buen rato.
Y también se recogen deprisita...





   

9 comentarios:

  1. Dios mío!!! Yo he jugado muchísimo con muñes recortables! Eran preciosas, incluso les hacía yo los vestiditos (ya tenía esta afición por aquel entonces, ja, ja) y se los intercambiaba con los suyos. Qué bonito!!!!!
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Las muñecas recortables eran estupendas. Yo todavía conservo las mías, en el desván. Creo que algunas están un poco hechas polvo, sobre todo después de pasar por las manos de mis hijas...
    Un beso, Rosana.

    ResponderEliminar
  3. Ohh, qué bonitas!! Hace poco estuve buscando unas para mi niña pero eran muy sosas y casi no tenían ropita, éstas están muy bien!! Son de alguna cadena de juguetes???
    A mí también me encantaban las de papel y también les hacía yo los vestiditos, incluso le pegaba tela, jejeje.

    Un besito

    ResponderEliminar
  4. Las venden aquí:
    http://booksandgifts.es/index.php?page=shop.product_details&category_id=37&flypage=flypage-ask.tpl&product_id=188&option=com_virtuemart&Itemid=18

    Perdona, no sé poner enlaces en los comentarios, he puesto exactamente la url donde sale este producto para la compra. Cuesta 14 € por internet.

    No sé de qué editorial es, pero es de papelería, no de juguetería. Lo compré para la hija de una compañera del trabajo (aunque primero le hice fotos, qué morro tengo, ja ja ja).

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Lo de pegarles tela a los vestiditos de papel es una idea genial que me has dado, ja ja ja. A veces juego con mi sobrina y le dibujo algún vestido, pero ponerles tela ha de ser impactante... (me imagino un tul en un vestidito de novia, incluso con cuatro florecitas secas, de esas pequeñitas...)

    ResponderEliminar
  6. A mí me encantaban los recortables. Bueno y jugar mucho con mis muñecas, las inventaba unos escenarios increíbles. Yo creo que de ahí me viene mi pasión por mi casita, la veo como una gran casita de muñecas. Un beso

    ResponderEliminar
  7. María, eso de ver tu casita como una gran casita de muñecas... ja ja ja, me recuerda a mí misma, en serio.

    Qué fuerte, ja ja ja.

    ResponderEliminar
  8. Ufff que bonitos ¡¡¡
    Yo tambien renia mogollón de recortables...

    Bueno tengo que decirte que no sé porque no me entero de cuando haces entradas.. no me sale reflejado en el escritorio.. y ahora que me he dado una vuelta veo que tienes bastantes entradas que no he visto, tambien me ocurre con el blog de Nuria y ella como ya lo sabe.. cuando publica la entrada ella misma hace el primer comentario, te lo digo porque alomejor tu tambien lo puedes hacer para que me entere... hija¡¡¡

    bsss.

    Merche.

    ResponderEliminar
  9. Hola Enebea
    A mí me encantan los recortables, todavía tengo algunos guardados en mi "cajón de los recuerdos", éstos me parecen que están muy bien para los niños más pequeños que no saben recortar, pero cuando son más mayorcitos, les das unas tijeras y alucinan.
    Gracias por tus comentarios y con tu permiso me quedo por el desván.
    Besos.

    ResponderEliminar

Antes de bajar del desván di algo...