Mostrando entradas con la etiqueta Nancy. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Nancy. Mostrar todas las entradas

17 may. 2014

Una Nancy de Nancy flamenka




En el facebook de Nancy Flamenka  he visto esta foto tan requetebonita. Creo que el vestido lo ha hecho ella misma, Raquel García, para alguna amiga o clienta, pero no estoy absolutamente segura. Si le parece que he de retirar esta entrada, que me lo diga en los comentarios.

Me parece un traje elegantísimo, con esos colores tan bien combinados con el estampado de florecitas.

Me gusta mucho, y como no sé cómo recuperar la foto para posteriores visionados, me la he traído a mi blog. Tampoco sé si tiene blog propio, para ver sus muñecas allí. Si alguien lo supiera, por favor que me lo diga, esta mujer tiene maravillas.

Porque es para irla mirando de vez en cuando, es TAN bonita...





EDITADO:  Ahora ya sé que estas fotos (y otras muchas pre-cio-sas) se pueden ver en el blog http://nancyflamenka.blogspot.com.es/ 
Recomendable una visita, pero ya.

12 abr. 2014

Mi primera Nancy


Hoy, navegando por internet, me he tropezado con esta foto, que me ha hecho brincar del sobresalto. 
(No sé la página de donde la he sacado, para ponerlo aquí).

Nunca había vuelto a ver la caja igualita a la que me trajeron aquellos reyes, no sé si fue en el año 70 o 71.  La única diferencia es que mi Nancy era rubia y los postizos de la caja también.

Me ha hecho mucha ilusión volverla a ver, parece mentira las sensaciones que puede evocar una imagen...


13 oct. 2010

Mi primera Nancy...


Hoy, navegando por internet, me he tropezado con esta foto, que me ha hecho brincar del sobresalto. 
(No sé la página de donde la he sacado, para ponerlo aquí).

Nunca había vuelto a ver la caja igualita a la que me trajeron aquellos reyes, no sé si fue en el año 70 o 71.  La única diferencia es que mi Nancy era rubia y los postizos de la caja también.

Me ha hecho mucha ilusión volverla a ver, parece mentira las sensaciones que puede evocar una imagen...


25 abr. 2010

La Nancy de mi hermana

Esta es una de las pocas fotos en las que sale alguna muñeca de mi infancia.


Para celebrar el cuarto cumpleaños de mi hermana su Nancy, pelirroja, posó con nosotras.






Ella iba vestida de esquiadora, con este modelo del año 1973. 
Nosotras con el uniforme del cole. 



          

29 mar. 2010

Mi propia geisha


La he buscado por todas las tiendas de juguetes de la comarca. Y no una vez, no. Yo repito las visitas, por si acaso hay nuevas adquisiciones. Ya me conocen como "la de las Nancys", aunque yo sospecho que en realidad me conocen como "la plasta de las Nancys".

Me han explicado que ahora ya no son jugueteros como antes, sinó que forman parte de grandes cadenas. Eso significa que ellos no deciden qué muñecos se compran, lo deciden los jefes, "los de arriba".
Y los de arriba han decidido que en provincias no se van a vender bien las Nancys de colección, así que no las han traído.



Así que me ha tocado pedirla por internet.

A ver qué tal me va la experiencia... espero que haya existencias, y espero que la geisha que me manden esté perfecta.
Eso espero.


14 mar. 2010

Los zuequitos


Ayer me metí en un "todo a cien", y me hice con unos zuecos de color verde para mi Nancy.

Eran unos llaveros, y tuve la inmensa suerte de encontrar uno de cada pie (en otros colores estaban desparejados).

A partir de ahora van a servir para relajarse por casita...




Me han parecido muy monos, je je je, y se los ha apropiado mi negri, que es muy chula ella...



   

4 mar. 2010

Olor a Onil


Cuando era pequeña me encantaba oler a mi Nancy.

Olía a algo especial, era un olor distinto a todos los que yo conocía.
Cuando la peinaba, cuando la vestía, cuando la preparaba para la fiesta (siempre había una fiesta a la que Nancy tenía que acudir), siempre siempre estaba aspirando aquel aroma a juegos y a niñez.
Olía rebién. (No como las de ahora, que me parece que huelen a plástico, debe ser otro material).

En la caja de Nancy ponía:
Muñecas Famosa
 de Onil, Alicante

Total, que como yo no sabía qué demonios era Onil, supuse que era el material (una muñeca de onil).
Ya lo he dicho al principio: era pequeña (qué pasa, ja ja ja).

Así que dí por sentado que la muñeca Nancy era de Alicante (ahí llegaba), y que estaba hecha de onil.

Hala, ahora vas y lo cascas, ja ja ja.


  

17 ene. 2010

Las otras Nancys


Parece ser que en Famosa quisieron aprovechar el tirón del nombre de Nancy. Y en vez de crear nuevas muñecas con nuevos nombres (lo más lógico), se dedicaron a hacer experimentos con las creaciones que se iban inventando.
 
Y así salieron las "otras" Nancys que tanto cabrearon a las mujeres de mi generación.






Cuando mis hijas empezaron a pedirme Barbies, lo primerito que hice fue despotricar contra esa muñeca anoréxica, presumida y mega-rosa que tanto daño ha hecho al feminismo mundial. No me gustaba el supuesto glamour que se le supone a una Barbie, me daba la sensación de ser una niñata cursi y mema, así que intenté que a mis hijas les gustara otro tipo de amiguita.


Y me lancé a la búsqueda de una buena Nancy que me solucionara el pastel.


Y no la encontré.
En su lugar encontré una muñeca imitación de Barbie, pero más fea, en una caja de Famosa, con el nombre de mi muñeca preferida. ¿Será posible????






Esto se debe a que Barbie estaba ganando posiciones peligrosamente entre las niñas, así que no se les ocurrió otra cosa que copiarla vilmente y llamarla igual que a la dulce y preciosa Nancy de toda la vida.


Pero eso no es todo.
Más adelante salieron las Brazt, y Barbie parecía que ya no molaba tanto.
¿Y qué hicieron en Famosa? ¡Pues imitarlas también!
¡¡¡Y llamar al nuevo invento OTRA VEZ Nancy!!! (Esta vez, Nancy Tops)
Inaudito.




Y para acabar de fastidiar el tema, sacaron las New, también conocidas como Furby o Besugo.




Afortunadamente (y por casualidad) cuando mi hija mayor hizo la comunión descubrí a la Nancy comunianta, que por supuesto, se vino conmigo para casa, allá en los noventa.


La Nancy de verdad, tal como se anunciaba en los setenta, dio paso a unos bodrios que no tenían gracia ninguna.


Si es "la Nancy de verdad"
no entiendo por qué hicieron
las Nancys de mentira...

Tal vez es que me he vuelto nostálgica con la edad, pero mi Nancy (yo sólo tenía una, era LA Nancy) era realmente preciosa y me tenía  robado el corazón.


Las demás... bueeeeno, reconozco que la New me gusta más de lo que me esperaba, pero se llama New.


No se llama Nancy, al menos en mi casa.


   ¡Hala!


           


           

10 ene. 2010

Nancy diamantes de la suerte



De esta Nancy-furby (o Nancy-besugo, ja ja ja) han sacado tres modelos distintos.



Hay que comprarla "en persona" en la tienda, porque si se pide por correo, en muchos establecimientos no se comprometen a poner la que la clienta prefiera, sino que le mandarán la primera que pillen, que tampoco lo entiendo mucho, la verdad.




Yo me compré la del medio porque me gustó la camiseta, y los zapatitos son los que más me gustan de las tres, y SOBRE TODO porque me encanta el flequillito, y pensé que tendría el pelo como la de la derecha, pero con flequillo.





Pos no.

Al sacarla de la caja me di cuenta de que la peluquera se había enfadado con ella por algo que desconozco (y se había vengado posteriormente). Hay que ver qué mala leche.




Me pregunté qué niña endemoniada había pillado unas tijeras, pero no es eso, parece que viene de serie, será que ya no soy moderna, o no sé, pero el peinadito se las trae... ja ja ja.




Vaya tela, me va a tocar pillar un kilo de paciencia y ponerme a recortar las puntas tras lavarle el pelo a fondo, que hay que ver qué manía con pegarles el pelo a las muñecas nuevas...


No quiero coleccionar estas muñecas, a mí me gustan las Nancys de toda la vida, y las otras Famositas, al menos las que fueron mías. Sin embargo, ya he caído y es la segunda Nancy-furby que entra en casa.



Me encantaría tener una Anabella (la amiguita negra de Nancy-furby), pero te cobran las ganas, y tampoco está la cosa para eso. Si me tuviera que gastar pasta, preferiría comprarme una Mariquita Pérez (o una Güendolina o una Pierina, que me he enamorado de ellas sin querer...)

Me parece que tengo una adicción... ja ja ja.

Dios, espero que se me pase pronto. Como si no tuviera más cosas que hacer, osssú.

   

7 ene. 2010

Menudo chasco






He abierto la caja de las Nancys.

Y he hecho dos cosas, a saber:


La guan:

Cambiarles la ropita a las dos Nancys, la new y la clásica.

La tu:

Decepcionarme y agarrarme un mosqueo que no veas.






Caramba, no sé dónde hacen las muñecas, pero antes se lo curraban mucho más.

Había leído en algunos blogs lo mal hechas que están las pobres Nancys de los packs, pero no imaginaba tanta chapuza, la verdad.





Para empezar, me ha costado un huevo de avestruz sacarlas de la caja. No me extraña que parecieran tan estiradas ahí... si es que no se podían librar ni locas. Están agarradas con alambre a la caja por varios puntos en cuello, brazos y piernas (que no se van a escapar, caramba), y también, por la cintura, por debajo de la ropa.


Cuando dices "calla, que ya está", pues no, no está. Queda el pelo, que está cosido a un plástico que a su vez está clavado en el cartón. O sea, que no querían que se despeinaran ni un pelo (literalmente).


Cuando piensas "hombre, por fin", todavía queda la ropita, que va atada con esas briditas de plástico tan odiosas con las que ponen las etiquetas del precio a la ropa. Armada de tijeras afiladas (pues los sitios para cortar están estratégicamente situados para que una se cargue el vestidito a la primera de cambio), logro quitar por fin todos los enganches y me encuentro con las dos muñecas tal cual, oh, espera, que tienen también varias gomitas "de pollo" por los brazos y por el pelo. Sólo que son gomitas transparentes que cuestan de encontrar...


Ahora sí, ya están mis dos Nancys preparadas para que las despelote y haga una revisión ocular completa.


Y llega el momento del cabreo




LA NANCY NEW (También conocida como LA FURBY)


El brazo de la New está como si un enemigo la hubiera pellizcado con unas alicates y se las hubiera dejado puestas para fastidiar.





Ese mismo brazo parece más cerrado que el otro. Seguramente la articulación pellizcada provoca este resultado.


El dedo medio del pie izquierdo es más largo que los demás. La han hecho tan "realista" que me recuerda algunos pies que veo cuando voy a la playa en verano... tampoco era necesario, en serio. Me hubiera conformado con que los pies fueran iguales.





De las pestañas ni hablamos. Es la primera que tengo, y hay para llorar con las pestañas. Creo que en algún blog hay fotos de una Nancy-furby con las pestañas cortadas. Tendré que mirar a ver cómo lo han hecho, que no quiero hacer nada sin estar segura de los resultados.




NANCY CLÁSICA


He de decir que si ha acabado el pack en casa es por ella. Sin embargo, no es perfecta.
Bueno, ¿quién lo es, al fin y al cabo?



"Nadie es perfecto" es la célebre réplica de Joe E. Brown a Jack Lemmon,
y que da título a la película de Billy Wilder  «Nobody’s perfect»
(aunque en castellano se tituló "Con faldas y a lo loco").





Después de inspeccionar todas las cajas que había en la tienda, tuve que quedarme con ésta, a pesar de tener un ojito un poco bizco.  Ese estrabismo pensaba curárselo por la vía rápida, así que ni corta ni perezosa, le he metido el dedo en el ojo, pero no hay manera de moverlo. Si lo agarro por las pestañas igual me quedo con ellas en la mano. He descabezado a la muñeca, pero por dentro tampoco tiene arreglo (aunque de paso he visto el interior de una cabeza, que sólo lo había visto en fotos).




No sé qué hacer. La gente cambia los ojos a las Nancys, ¿cómo logran que queden bien colocados? Tal vez deba calentarle la cara (a bofetadas no, con calor) y luego volver a intentarlo... porque había pensado pedir hora al oculista, pero casi que no.


El pelo tampoco está muy bien que digamos. Sufre de una especie de alopecia rara, pues me he quedado con algún mechón en la mano sólo por tocarla. Además, algún otro mechón estaba enganchado en el cuello, así que lo de descabezarla ha servido también para ver que habían dejado pelo de la muñeca sin estirar para fuera, y se había quedado dentro del cráneo.




LA ROPITA


He echado de menos las famosas etiquetitas de Famosa cosidas en las prendas.







El abriguito blanco que lleva parece una burda imitación del abrigo de pieles que lucía Nancy en los años setenta (y que, por cierto, debo tener por el desván todavía).









El vestido azul quiere parecerse a uno color verde clarito, con la anilla y el foulard incluídos, pero tampoco tiene la calidad de entonces. El original al que me refiero es el modelo "De mañana", lo he visto en esta página.
(La página es "La habitación de Ana", y tiene unas fotos que son una pasada.)




 Los zapatitos de cristal de la New son originales (aunque poco prácticos para la vida cotidiana) y los de la Clásica ya no son los de botón de toda la vida, sino que los hacen de piel en blanco, como los zapatos de comunión. Bueno, la verdad es que son muy monos.


En cuanto a las medias, la verdad es que las medias de las dos son cortas de tiro, menos mal que no tienen que caminar, porque de ser así irían incomodísimas. Además, las de la New tienen esas costuras tan feas a la vista, y no son nada elásticas. En fin...





Eso por no hablar de una cosa que he visto (mejor dicho, que NO he visto...) Las Nancys venían sin ropa  interior. Se ve que en Famosa no han oído el famoso dicho:

"Hagas lo que hagas...

...ponte bragas".


  

6 ene. 2010

Llegaron los reyes...



He abierto mi regalo de reyes, je je je.

Tarde, pero han llegado a casa las Nancys del 40 aniversario (bueno, digamos que hace días que estaban por ahí "escondías").

Espero que, una vez fuera de la caja, pueda apañarlas un poco, porque están algo encarcaradas ahí metidas... sobre todo la Furby.

Las soltaré un poquito, a ver qué tal quedan...
   
   

31 dic. 2009

Mis dos Nancys de 2009

Este 2009 es el año en que me he decidido a recuperar mis muñecas y a adquirir alguna nueva también.

Cuando visitaba blogs de coleccionistas no imaginaba que me iba a gustar tanto el tema...

En estos últimos meses he conseguido algunas amiguitas nuevas (que no van a ir al desván, por supuesto, se quedarán conmigo).




Esta preciosidad me la regaló mi hija pequeña para el día de la madre, que como es en mayo... pues las tiendas estaban llenitas de Nancys comuniantas.
Me hizo mucha ilusión, pues me estaba entrando el gusanillo del muñequeo.

Y bajo el árbol, el día de Navidad apareció esta otra cosita linda (aunque he de confesar que lo sabía, no iba a confiar en la suerte, así que me previne y "encargué" el regalo de Papanoel hace muuucho tiempo, je je je).




Para empezar una colección la verdad es que me he puesto con mucha Nancy nueva (hay alguna otra pendiente de "abrir" todavía). Pero son las que tengo más "visibles", las otras muñecas todavía no están para presentarse en sociedad, pobrecillas mías.

He de subir al desván para irlas rescatando poco a poco... será mi propósito de año nuevo.